Google

jueves, 12 de junio de 2008

APRA patea el tablero en pleno del Congreso


Arrinconado y sin capacidad de reacción ni negociación alguna ante las presiones y decisiones de los demás grupos políticos que integran el Congreso, el Partido Aprista Peruano (PAP) “pateó el tablero” y terminó abruptamente el presente periodo legislativo sin realizar ninguna “reforma” a la Constitución del 93.Mientras los nacionalistas y un sector de upepistas reclamaban un debate para el retorno a la Constitución de 1979 y la bancada de Unidad Nacional (UN) persistía tercamente en debatir los proyectos de ley agendados, sin los cinco proyectos presentados por el Partido Nacionalista (PNP) sobre cambios sustanciales al capítulo económico de la Carta fujimorista, la junta de portavoces decidió continuar con la agenda reformista.Así, en un accidentado ambiente, se inició el pleno. Los congresistas nacionalistas sacaron carteles que decían “Constitución 1979”, lo cual exaltó a los parlamentarios oficialistas y a la mesa directiva, que trataba de imponer el reglamento, mientras los del PNP persistían en su actitud.En medio de la batahola, Nidia Vílchez, del PAP, con su estilo de siempre, echó más leña al fuego, acercándose a los escaños de los congresistas nacionalistas con la pretensión de quitarle al legislador Werner Cabrera su letrero que decía “Alan demagogo, cumple tus promesas”.Esto provocó la reacción del presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada (PAP), quien suspendió el pleno.APRA contra todosLuego, las bancadas sostuvieron reuniones de emergencia y Keiko Fujimori informó que su grupo se retiraba de la discusión constitucional, responsabilizando al APRA por “un doble discurso” que, según dijo, originó la crisis congresal.A su vez, el representante de Alianza Parlamentaria, Yonhy Lescano, también consideró “inviable” la continuidad de la agenda del pleno. A su vez, Juvenal Ordóñez (PNP) denunció “la intolerancia de la mesa directiva y de la congresista Mercedes Cabanillas” por no poner en agenda los temas presentados por los nacionalistas, para modificar sustancialmente el capítulo económico de la Constitución de 1993.Luis Galarreta (UN) insistió, a su turno, en que debía continuarse con la agenda acordada, sin tomar en cuenta que ello llevaría a una discusión estéril, al no poderse completar la votación calificada (81 votos) que requieren las reformas, por el rechazo del PNP y parte de UPP.Sobre este aspecto, Mauricio Mulder (PAP) fue muy duro con Galarreta y la bancada de Unidad Nacional, y los acusó de hacer “politiquería” para forzar una “mayor confrontación, un mayor nivel de desgobierno”. A Galarreta le exigió que “asuma compromisos democráticos” y no caiga en un supuesto juego antidemocrático.Susana Grados DíazRedacción

0 comentarios:

Peru Blogs Blogalaxia Unión de Bloggers Hispanos