Google

jueves, 19 de junio de 2008

Moqueguanos temen que Policía intente de nuevo liberar las vías

Según lugareños, hay efectivos en pampas aledañas a la espera de orden para recuperar puente Montalvo. La escasez se acentúa en ciudades de la zona.

El panorama en Moquegua se ensombrece aún más. La madrugada del miércoles el descanso de la población fue interrumpido por campanadas de la Catedral Santa Catalina ante la falsa alarma de una intervención policial para intentar nuevamente reabrir el tránsito en la Panamericana Sur.
Luego, por la tarde, un helicóptero de la PNP sobrevoló la ciudad dejando caer volantes con mensajes que trataban de amedrentar a la población para que deponga la medida de fuerza que hoy cumple su décimo día.
Todo eso contribuyó a que la ciudad sea apoderada por un clima de psicosis, sensación que se sumaba a la desesperación propia del desabastecimiento de alimentos.

FALSA ALARMA

Cuando todo el pueblo dormía o por lo menos intentaba hacerlo, las campanas dieron cuenta de una emergencia, entonces las amas de casa ganaron las calles provistas de pitos o cacerolazos. Las sirenas de las ambulancias también anunciaron que una nueva emergencia se había desatado por segunda vez en menos de 48 horas.
Cientos y hasta miles de personas, con palos, botellas de agua, piedras y hasta estacas estaban decididas a defender lo que consideran suyo: una mayor partida de canon minero.
La Av. Balta congregó a diversas unidades que trasladaban a los manifestantes a la zona del conflicto, el puente Montalvo. El obispo de Tacna, Marcos Cortez, se desplazó también hasta allí, dado que comprometió su palabra para que la Policía no contraataque.
Sin embargo, todo no pasó de ser una falsa alarma. Ningún efectivo policial estaba en el puente.
No se descarta que la "bola" haya sido rodada por la misma Policía a fin de medir la capacidad de respuesta de la población.

INCENDIO Y VOLANTES
Otro hecho que provocó zozobra entre los manifestantes reunidos en Montalvo fue un incendio.
Según testigos, el temor a que los policías desciendan por los cerros y los cojan desprevenidos hizo que los manifestantes prendieran fuego a algunos árboles para poder tener algo de iluminación.
Sin embargo, algunos carrizales que fueron encendidos a la 1 a.m. terminaron provocando un incendio de grandes proporciones, con lenguas de fuego que superaron los 15 metros de altura; de modo tal que los esfuerzos de los bomberos por momentos resultaban insuficientes, incluso después de que los manifestantes no dudaran en juntarse y, provistos de baldes, comenzaron también a intentar apagar las poderosas llamas.
Recién al promediar la 1 p.m. el fuego fue prácticamente controlado, pero las amenazas de que este reviva eran permanentes.
Santiago Pari, propietario del Fundo La Condesa, donde se produjo el incidente, muy cerca del cruce del puente Montalvo, precisó que en total se dañaron 2 hectáreas y que las pérdidas bordeaban los 50 mil soles.
Por la tarde quedó confirmado que es abrumador el temor en la población de una nueva intervención de la Policía Nacional.
A las 3 p.m. un helicóptero policial sobrevoló la ciudad y arrojó volantes, firmados por el ministerio del Interior y la Policía Nacional del Perú, con mensajes diversos como "cárcel para los que secuestran a la policía", "la violencia genera más violencia", "madre moqueguana: cuida tus hijos", "todas las personas merecen respeto", valoro la libertad, entre otros.
Este hecho fue considerado una provocación. En las calles la gente manifestaba que lo único que iban a conseguir era que todos estén más atentos para responder ante una nueva intervención policial.
SALUD Y ECONOMÍA CRÍTICAS
En Ilo, otra de las provincias importantes de la región Moquegua, también se cumplió ayer el noveno día de paralización indefinida.
Aunque los bloqueos permanecen en los puntos estratégico dentro de esta ciudad (en el norte, a la altura de la fundición y la refinería de la Southern Perú; y en el sur, en Puerto Inglés), las actividades comerciales se desarrollaron en forma restringida.
Una de las cosas que más preocupa a la población del puerto es el recojo de basura, que no se cumple desde que se inició la medida de protesta, el martes 10 de junio.
Los esfuerzos de la población por organizarse y quemar los desperdicios para evitar posibles infecciones parecían ser insuficientes, y actualmente existe el temor de que las acumulaciones de desechos podrían desencadenar algunas infecciones en la población.
Mientras tanto, en la ciudad se observaron más unidades de transporte urbano y negocios atendiendo con mayor confianza. Pero como la protesta continúa, en el décimo día de huelga un reducido número de comerciantes inició el expendio de productos en los alrededores del mercado central de la ciudad.
Sucede que no solo son escasos los productos que se ofertan, sino que además se expenden a precios más elevados de lo normal.
En el caso de la carne de res, esta es vendida de forma clandestina, pues los camales y mercados hace mucho que cerraron sus puertas.
Como sea, el precio de ese alimento pasó de 8 a 13 nuevos soles el kilo, mientras que la carne de pollo que se vendía antes a 6.50 nueve soles, ahora se ofrece a 10 nuevos soles.
En cuanto a la verdura, los productos se incrementaron entre 20 y 30 céntimos por kilo, a pesar de que muchos de ellos se obtienen en el valle de esta misma ciudad.
De otro lado, algunos comercios comenzaron a brindar servicios por espacios cortos de tiempo durante el día, observándose un desabastecimiento en los productos de abarrotes.
La situación de Tacna era tan o más grave que la de Moquegua.
EL DATO
Tacna reclama. Víctima también del bloqueo de la Panamericana Sur, la ciudad de Tacna ve agravarse el desabastecimiento de alimentos y combustibles (las colas en mercados y grifos son extensas). Por eso sus pobladores salieron a las calles a reclamar al gobierno central que restablezca el orden, y por la noche la autoridad regional denunció penalmente a los promotores del cierre forzado del Puente Montalvo por impedir el libre tránsito de personas y alimentos.
"Que no tomen represalias"
Ante el anuncio de la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, sobre la identificación de algunos responsables del bloqueo de carreteras y de la retención de policías en Moquegua, los alcaldes de esta región exigieron que no se tomen represalias contra la población que tomó las medidas de fuerza. Ellos consideran que el gobierno central es el responsable de que el conflicto haya llegado a tales niveles de violencia porque transmitieron sus reclamos en reiteradas oportunidades en reuniones con el ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, desde hace un año y cuatro meses.
"Parte de la negociación con el gobierno central es que no se tomen represalias contra la población, porque quien incitó todo este problema es, precisamente, el gobierno central", dijo el alcalde del distrito de Samegua, Renzo Quiroz, antes de dirigirse a la mesa de diálogo con el premier Jorge del Castillo en la Presidencia del Consejo de Ministros.
Quiroz y otros burgomaestres señalaron que el martes le entregaron una carta a Del Castillo en la que fijaban su posición sobre este punto. "Que no se tomen represalias contra ningún ciudadano de nuestra región", precisa el documento en el que se solicita al Ejecutivo que solucione el problema de manera inmediata, y exigen una compensación por el reparto desigual del canon minero.

1 comentarios:

Hugo Muller Solon, Abogado, Ex - Defensor del Policia, fundador de la "Policia Comunitaria" en el PERU. dijo...

“SER O NO SER, ESA ES LA CUESTION”
Relevado en el cargo, criticado por el mismo Presidente de la República, Ministro del Interior y el Director General de la Policía Nacional del Perú; el General PNP Jordán Brignole con todo derecho podría expresar al igual que Hamlet: “Ser o no ser, esa es la cuestión”

El temor de ser en el lugar de los hechos, es que el General PNP Alberto Jordán Brignole no podía negar ni renunciar en ningún momento a su condición de Oficial de Policía formado en la doctrina de la Guardia Civil del Perú, en donde le inculcaron que el Policía es garante de los derechos y libertades de los ciudadanos, responsable de proteger a las personas y el entorno que las rodea, en particular a los mas débiles y que debe discurrir su vida transmitiendo a la sociedad valores de comportamiento y actitudes de ayuda a los demás. En su etapa de formación y en sus primeros años de servicio, el General Jordán aprendió y puso en práctica que el uso de la persuasión antes que la fuerza era su primera arma frente a los conflictos. Frente a esa actitud de ser y de estar al frente de una gran responsabilidad funcional, estaba el temor de ser del Gobierno y del propio Comando de la Policía Nacional que consideraban la necesidad inmediata de vencer la resistencia de los pobladores que mantenían bloqueada la Panamericana Sur a la altura del Puente Montalvo, reprimiendo la actitud desafiante de los pobladores, para recuperar el orden público, aún por encima de las propias decisiones de quien en el lugar de los hechos tenía la gran responsabilidad de determinar la estrategia mas conveniente al momento que se vivía.

El temor de no ser, no aceptado por las convicciones del General Jordán, consistía en tener que obedecer órdenes que podrían generar un elevado costo social, al atentar contra el mejor capital que tenemos los seres humanos: la vida; no solamente de los Policías bajo su mando, sino de la población en general. Lo esperado hubiera sido que se limitara a cumplir esas órdenes, mientras otros metían la cabeza como el caracol en su coraza para no escuchar, no ver ni sentir nada, y dejar que las cosas sucedieran, sabiendo que al final hay un responsable si los resultados no eran los previstos. "No es estar sentado en un escritorio en Lima y desde ahí señalar las cosas. Estoy orgulloso de esta operación porque no tuvo un costo social" ; dijo el General Jordán. El General PNP Jordán Brignole venció el temor de no ser, prefirió optar por el diálogo, por la persuasión, descartando la represión como medida inmediata sin embargo sus decisiones no se respetaron; en tanto después de los hechos y de manera valiente dijo: "Yo era responsable de todas las operaciones. Hubo una llamada de Lima, y el coronel Vidal (Clever Vidal Vásquez), jefe de la DINOES, hizo uso del gas lacrimógeno sin mi autorización"
El temor de no ser consiste entre otras cosas en dejar de ser lo que uno es por convicción, o como en el caso del General Jordán morir también asesinado porque el poder no perdona o morir de viejo vencido, vacío y sin conciencia cuando tenemos temor de enfrentar nuestras dudas.

Pues bien. El General PNP Alberto Jordán Brignole, lo decidió, prefirió morir por ser a morir por no ser en aplicación y defensa de sus propias convicciones, lejos de querer aparecer como mártir o como un “valiente policía” enamorado de la muerte, como seguramente les hubiera gustado a muchos. Sin embargo la actitud del General Jordán, no estaba para nada alejada de la actual doctrina policial, puesto que supo utilizar tanto la Estrategia Policía Profesional como la Estrategia Policía – Comunidad, haciendo uso de los recursos tecnológicos y humanos para establecer el orden en la comunidad mediante un acercamiento táctico a la ciudadanía.

Al General Jordán le gusta la vida como a todos nosotros. Pero como todo hombre íntegro formado en una doctrina policial humanista y de servicio a la comunidad, sabe que a vivir lo que le queda de ella, sin luchar, sin conciencia, sin practicas solidarias y sin respetar los derechos fundamentales de las personas, es preferible morir por una bala que morir de tristeza existencial al ver las consecuencias que hubiera significado una equivocada decisión suya; o, no hacer nada por cambiar su presente y su futuro. Quiero terminar estas reflexiones con una frase muy sencilla del Abogado colombiano Eduardo Umaña Mendoza – al margen de su ideología - defensor de los derechos humanos que cayó asesinado por las balas de los sicarios, quien dijo antes de morir tal como reza su epitafio "Es preferible morir por algo que vivir por nada”. Algo parecido con la frase acuñada por las Unidades de Paracaidismo de las Fuerzas Armadas Españolas y por la Unidad Elite Contrasubversiva creada en tiempos de la Guardia Civil del Perú “Los Sinchis”: “Solo merece vivir quien por un noble ideal esta dispuesto a morir”.

Finalmente, Hamlet le diría a su mejor y único amigo: “...Horacio, muerto soy. Tú vives. Cuenta La verdad sobre mí y sobre mis hechos a los no satisfechos...” . No sabemos finalmente cual irá a ser el destino institucional al final del camino para el General PNP Alberto Jordán Brignole ni sus decisiones personales, pero desde estas líneas, un saludo a este gran hombre, profesional de Policía de vocación, ejemplo de madurez, ejemplo de libertad por decir lo que piensa. Otros en su lugar hubieran preferido “Mejor no hablar mejor no decir”; pero el General Jordán ha hablado: El que no habla no se compromete, el que no habla no se muestra, el que no habla no arriesga. Esperamos se haga justicia.

Peru Blogs Blogalaxia Unión de Bloggers Hispanos