Google

miércoles, 25 de junio de 2008

"¡Vayan a reclamar a los gobiernos regionales!"


Pide que regiones que no puedan ejecutar grandes proyectos se los devuelvan al Ejecutivo. Hernán Fuentes señala que mandatario solo busca revertir su altísima desaprobación.

En un momento en el que la aprobación a su gestión continúa en picada, sobre todo en las regiones del sur, el presidente Alan García trató de sacarse de encima la responsabilidad de que las cosas no marchen en el país y culpó de ello a los presidentes regionales y a los alcaldes, a quienes acusó de no ejecutar las obras que el Perú necesita, pese a tener los recursos para hacerlo.

Durante su visita a Puno -una de las regiones donde su desaprobación es abrumadora-, pronunció un duro discurso en el que exhortó a su auditorio de campesinos aymaras, y -a través de la señal del canal estatal- al resto del país, a que no le reclamen al Gobierno sino a sus autoridades locales cuando los proyectos se retrasen.

"Lo que pasa es que han agarrado la costumbre, como antes, cuando el presidente gobernaba todo, de echarle la culpa de todo al presidente. ¡Qué tal raza! ¡Vayamos a reclamar donde tenemos que reclamar!", exclamó.

Señaló que las autoridades locales también son culpables de situaciones como la falta de medicinas en los hospitales, y recomendó a la población que, cuando ello ocurra, "¡vayan a buscar a las autoridades donde están! ¡A sus casas, si es necesario!".

PARA QUE SE SEPA. El jefe de Estado recordó que el año pasado los gobiernos regionales y locales recibieron recursos como nunca antes lo habían hecho e, incluso, anunció que leerá los montos de las sumas entregadas en su próximo mensaje por Fiestas Patrias.

Dentro de sus críticas, García dedicó especial atención al presidente regional de Puno, Hernán Fuentes, a quien -sin nombrarlo- culpó de que no se haya construido la Zona Franca de Puno ni la universidad nacional para Juliaca, pese a que se le entregó el dinero para que lo hiciera.

En ese sentido, propuso que el de Puno y todos aquellos gobiernos regionales que vean que no pueden llevar a cabo un proyecto, se lo devuelvan al Ejecutivo para que este los concrete. "Si alguna cosa no pueden hacer, devuélvanmela momentáneamente. Si no pueden (hacer) la Zona Franca, devuélvanla al Gobierno central. Me comprometo a hacerla y después se la entregamos, hechecita, lista y produciendo, al gobierno regional", ironizó.

"DEMAGOGO". Como era de imaginar, las declaraciones del mandatario no cayeron nada bien a presidentes regionales como el de Puno, quien las tomó como una afrenta personal. "Ni la Zona Franca ni la universidad dependen de mi gobierno; esas son las mentiras de siempre de García", expresó.

Fuentes consideró que al criticar de esta manera a los gobiernos regionales y a los alcaldes, el jefe de Estado "solo busca revertir su baja popularidad y hacer que nosotros seamos los culpables de los errores de este gobierno".

PROBLEMA DE TODOS. Consultado sobre estos temas, Epifanio Baca, del instituto Propuesta Ciudadana -que monitorea la labor de los gobiernos regionales-, comentó que el presidente no tiene demasiada autoridad para criticar la poca velocidad de gasto de aquellos, pues el Ejecutivo adolece del mismo problema (ver recuadro).

Indicó que las autoridades del interior tienen dificultades para invertir en obras públicas debido, entre otros factores, a los topes salariales que impiden que se contrate a cuadros técnicos adecuados y a que el Gobierno no los ayuda a fortalecer sus capacidades de planeamiento y de gasto. "Por el hecho de que tienen plata no se les puede echar toda la culpa", anotó.

0 comentarios:

Peru Blogs Blogalaxia Unión de Bloggers Hispanos