Google

jueves, 1 de mayo de 2008

Derrumbe sepulta a 4 obreros en Miraflores. ¿Quién responde ahora?


Tragedia ocurrió en vísperas del día del trabajo. Anoche se rescató los cuerpos de las cuatro víctimas. Una de ellas, Luis Bocanegra, se iba a casar ayer. Falla en la obra fue similar a tragedia de La Victoria.

Desde la 10.30 a.m. hasta las 04.30 p.m., padres, hermanos, hijos y amigos mantenían viva una leve luz de esperanza. Pero ésta se desvaneció cuando se confirmó lo que no querían oír: los cuatro obreros sepultados en una obra de construcción, en Miraflores, habían muerto bajo toneladas de tierra, piedras y concreto, justo en vísperas del Día del Trabajo.
Habían transcurrido más de seis horas de espera. Seis horas en las que se mezclaron la incertidumbre, la esperanza, la desesperación y hasta la rabia.
Ya se había llorado bastante. Pero todavía faltaba lo peor.
Algunas madres, esposas, hijos, hermanos, en fin, todos hablaban de historias con un final feliz o relataban bellos momentos que pasaron junto a sus seres queridos.
Otros, solo aguardaban en silencio el rescate de sus parientes.

SE IBA A CASAR

María Elena Camacho nos reveló que iba a regularizar su estado civil con el maestro de obras Luis Bocanegra Chauca. Todo estaba listo para contraer matrimonio a las 3.00. Sus tres hijos eran los más felices.
Anoche su familia se había reunido para refugiarse con su dolor. Ese mismo dolor sufrían los parientes de Jorge Luis Huapaya Serna (38), Floro Ricaldi Canchihuamán y Juan Lima Quispe.
Otros dos compañeros suyos se habían salvado de milagro: Éder Derredos Pucha (21) y Jorge Huamán Prado (38). Todos ellos iban a asistir a la boda de Bocanegra. La tragedia se les adelantó.
TRAGEDIA ANUNCIADA
El derrumbe ocurrió en la Av. Reducto 1343, Miraflores.
Como en la tragedia de La Victoria, donde murieron sepultados 8 obreros, estos trabajadores de construcción civil se encontraban agrupados en el fondo de la zanja de 20 metros de profundidad, diseñada para cuatro sótanos de un futuro edificio de siete pisos.
De pronto las paredes de concreto cedieron.
Fue un estruendo aterrador, seguido de un fuerte remezón.
Poco antes siete albañiles se habían apartado de esa zona.
Ellos explicaron que realizaban trabajos de ‘calzaduras’ (paredes de concreto) laterales para evitar que las viviendas colindantes colapsaran, debilitadas por la excavación.
La empresa promotora Inversiones Jackeline, responsable de la obra junto a JJ Ingenieros SAC, operaba en ese lugar desde hace unos seis meses, reveló el gerente Juan José Loza Ticona, Sin embargo, hace una semana la municipalidad de Miraflores recién le dio la licencia de construcción.
Alejandro Pinglo Meza Cuadra, dueño de la vivienda de la Av. Reducto 1359, a punto de colapsar, reveló que el 11 de febrero había advertido las fallas técnicas en la construcción.
"Cuando empezaron a excavar, mi casa se rajó, allí debieron suspender la obra", indicó.
Al respecto, el alcalde de Miraflores, Manuel Masías, informó que en las inspecciones que se realizaron en el lugar no se hallaron imperfecciones o falta alguna de la obra.
Adelantó que se brindará asesoría legal a los familiares perjudicados y alojamiento en un hotel a los vecinos de las viviendas colindantes. El jefe de Defensa Civil, general Luis Palomino, consideró que "hubo fallas técnicas similares a la tragedia de La Victoria".
UN DRAMA CONMOVEDOR
Tres de los sobrevivientes coincidieron en que un leve desprendimiento de piedras a primeras horas de la mañana anunciaba un mal presagio que poco después fue confirmado de la manera menos esperada.
"¡Lo único que quiero es que me lo devuelvan vivo!, esto pudo haberse evitado", clamaba Juan José, hermano de Jorge Luis Huapaya Huapaya, uno de los sepultados.
No fueron necesarias más palabras. Su frase provocó que todos los sentimientos quedaran represados en el fondo del alma.
SANCIÓN PARA LOS CULPABLES
El viceministro de Trabajo, Jorge Villasante, acudió al trágico escenario en Miraflores y afirmó que se sancionará a los responsables del derrumbe "porque hechos como éste deben ser prevenidos y evitados".
"Definitivamente, hay que considerar que los accidentes de trabajo pueden ser prevenidos y aquí se advierte a simple vista –y por los informes recibidos de la evaluación preliminar– que hubo un débil apuntalamiento de las calzaturas, que cedieron y aplastaron a los obreros".
Consultado sobre la versión de la municipalidad de Miraflores, según la cual la obra había sido inspeccionada, Villasante dijo que espera que la autoridad edilicia haya observado los procedimientos necesarios para verificar si se cumplían o no las normas técnicas. "Vamos a sancionar a los verdaderos responsables", aseguró.

YA VAN 51 MUERTOS


Por su parte, el secretario de seguridad de la Federación de Construcción Civil, Fredy Jara, exigió al Ministerio de Trabajo asumir un papel más protagónico y actuar antes de que ocurran más accidentes.
"Debe ser más preventivo. Queremos que se sancione. ¿A cuántas empresas han sancionado o multado?", cuestionó.
Informó que solo en lo que va del año han muerto 12 trabajadores, y el año pasado fueron 39 los fallecidos, a causa de accidentes de trabajo.

0 comentarios:

Peru Blogs Blogalaxia Unión de Bloggers Hispanos